Imprimir

SELECCIONES EN ANDALUCÍA

 

Que la campaña electoral en Andalucía preocupe al Gobierno entra dentro de la lógica incertidumbre previa a unas elecciones. Que la Dirección de Informativos de TVE tenga la misma preocupación es más llamativo, y no deja de ser un indicativo inequívoco de los fuertes lazos e intereses que unen a los nombrados para cargo con quien los nombró. De esa preocupación proviene el desembarco de equipos de Torrespaña que duplican y, en muchos casos, suplantan el trabajo de los compañeros de Andalucía, más curtidos en lo que a información se refiere “de” y “en” su propia comunidad autónoma, Andalucía.

 

 

Más inoportuno que el desembarco desde Madrid es la actitud de JARA, quién permite y consiente esta situación, que ha sido denunciada por varios profesionales del centro, zanjando las quejas en cuestión con un “es una causa perdida”.

 

Todo ello era previsible tras las diversas reuniones que Cristina Ónega, Directora del 24H (de la que NO depende el CT de CRTVE en Andalucía, ni ningún otro) y Paloma Jara, directora del Centro Territorial de Andalucía, mantuvieron en el despacho de esta última a puerta cerrada.

 

También es curioso que una compañera interrumpa su excedencia por cuidado de hijos, se reincorpore para coordinar la campaña y después de la misma, vuelva a recuperar su excedencia. Una crack y, sin duda, imprescindible. Pero ello no ha ayudado evitar el descontento de los equipos ante la falta de coordinación. Todo un despropósito.

 

Lo que a todos nos ha quedado claro es que lo de la “cuota andaluza” consistía en que Paloma Jara acompañara a Fortes en el debate. Paloma tiene muchos problemas en su coto, tantos que en 8 meses aún no ha encontrado editor para sus informativos territoriales.