Imprimir

CRTVE: EL TRIBUNAL DE CUENTAS DEL ESTADO HA HABLADO

Según el último informe del Tribunal de Cuentas del Estado (TCE), que ha auditado el funcionamiento de la empresa entre los años 2014-2018, CRTVE vive al margen de la ley ya que no cumple con las normas más básicas establecidas por el Parlamento para su regulado y correcto funcionamiento.

Después de la aprobación del Mandato-Marco de 2008 "no se han suscrito los contratos-programa correspondientes a los trienios 2008, 2011, 2014 y 2017", lo que según ese Tribunal ha privado a la CRTVE de un instrumento de planificación y control que hubiera aportado información detallada sobre el cumplimiento de su objetivo de servicio público de radio y televisión estatal, así como sobre el seguimiento de su actividad, recursos financieros y personal, en particular.

El Mandato-Marco es más genérico y concreta (con un plazo de vigencia de 9 años) los objetivos generales de la función de servicio público. Mientras que el contrato-programa (de carácter trienal) es más concreto y detallado y fija los objetivos específicos a desarrollar, así como los medios presupuestarios para atender dichas necesidades.

Resumiendo, según el órgano auditor del Estado, CRTVE está "fuera de control" de quienes tendrían que ejercer la obligación legal y constitucional de supervisar, tutelar y dirigir su funcionamiento porque no se han desarrollado debidamente los mecanismos que la ley tiene previsto para su control.

En 2006, el acuerdo para la constitución de la Corporación RTVE (más conocido como Acuerdo de Los Peñascales) redujo el número adecuado de puestos de trabajo en RTVE de 9.300 a 6.400, de los cuales 5.900 puestos serían fijos y 500 contratados temporales. De 2013 a 2016 se aplicó un Plan Plurianual de Recursos Humanos que, con los límites que marcaban los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para gastos de personal estabilizó la plantilla a 6.322 empleados. Y aquí llegamos a la madre del cordero del por qué estamos instalados en el caos organizativo. A partir de 2017 empezó la barra libre pese a que la contratación estaba limitada a la tasa de reposición que solo comenzó a tramitarse en 2020 para 343 plazas y que aún están en proceso.

A pesar de que se elaboró un Plan estratégico para el período 2020-2024 para la renovación ordenada del 30 % de la plantilla que se iba a jubilar antes de 2024, según el TCE "dicho plan se ha estancado en la fase inicial y se ha quedado en una declaración de intenciones que no ha sido objeto de desarrollo pormenorizado".

ROSA MARÍA MATEO, REINA DE LA TEMPORALIDAD

En 2018, con Rosa María Mateo como administradora única, las contrataciones comenzaron a exceder los límites que hasta entonces se habían mantenido por ley. En 2018 con un exceso de 105 contratos y al año siguiente llegó a 196 contratados de más. La doña rompió ampliamente la barrera fijada en Los Peñascales.

Lo más significativo es que durante el “reinado” de Rosa María Mateo, nombrada a dedo por el actual Gobierno, se disparó la temporalidad. Según la auditoría del TCE el personal eventual se incrementó en un 62,8 % pasando de 457 empleos a 744, superando con creces el límite de 500 fijado en el acuerdo de Los Peñascales.

Esperamos que estas cifras contribuyan a despejar las dudas (si alguien las tiene) sobre lo que ha venido ocurriendo en la gestión de personal de CRTVE en los últimos años. No lo dice USO, ni son cifras repartidas a voleo con las que hacer propaganda a más gloria de algún sindicato.

En esta vida todo acaba sabiéndose a la larga y era de esperar que lo que ya nos parecía una errática gestión terminara por aflorar en forma de números. Esta es información técnica certificada por el Tribunal de Cuentas del Estado que solo habla de ley, y no de ideologías. Y esto es solo la primera parte de un informe de 106 páginas...